martes, 11 de diciembre de 2007

Las cinco mejores puestas del 2007


Para mí lo mejor del 2007 fue... volver al Perú, volver a ver a mis colegas, encontrar a tanta gente de teatro. Pero por supuesto, para aquellos de ustedes que han estado viviendo el día con día, este post es una invitación para comentar las cinco (por dar algún número) puestas que marcaron su consciencia en este año. Desde luego no pido que otorguen el Toni (o la Antonieta en nuestro caso), sino que se animen a compartir unas líneas respecto a qué experiencias como espectadores se les han grabado profundamente.
Yo diré, para comenzar, que al quedarme solo un par de meses y haber estado solo en tres ciudades, Lima, Cusco y Arequipa, no tuve mucho para elegir, pero aquí va lo que me marcó:
Ver el Ofelia no debe morir de Jutta Linz y Mario Delgado, a 60 cm. de distancia, en la casa de Cuatrotablas, y comprender por qué lenguaje y memoria son vías de sanación de la a veces cruel experiencia humana.
Asistir al CCPUCP para ver Aventuras en los Andes mágicos, espectáculo de Puckllay basado en un texto de Oscar Colchado, y puesto en escena con niños de Carabayllo , llevando adelante una obra extensa y mágica, en el mejor sentido de la palabra, escrita por alguien (Colchado) a quien deberíamos convencer de una vez para unirse a la experiencia dramatúrgica.
Volver a ver las Mal-criadas de Diego La Hoz en el ICPNA de Miraflores, aunque extrañé un poco la versión más heavy que tenían antes, pero siempre es una experiencia mayor ver a estos actores desplegarse, en especial a Pold Gastello.
Encontrarme en el Cusco, de sorpresa, con un inacabable Edgard Guillén haciendo su Fausto, que vi creo yo por sexta vez, y que me dejó perplejo una vez más, a 3400 m.s.n.m.
Y por supuesto, haber estado en medio de ese ombligo mayor del mundo, donde el teatro es sinónimo de fiesta, y donde las autoridades políticas de verdad piden autorización al Inca-performer para seguir administrando sus antiguas tierras. Un lugar en donde los pasacalles interminables de danzantes sin memoria, les permite reencontrarse con ellos mismos para el tiempo que vendrá, mientras pagan al suelo sagrado con el ritmo de sus propios cuerpos.
Vi varias puestas más, claro, estrenos en varios teatros, amigos que me invitaron, pero para acatar mi propia regla estas fueron mis cinco experiencias-límite. ¿Cómo les fue a ustedes?

11 comentarios:

JOSE dijo...

Yo me quedo con dos puestas este año, la estupenda "La Celebración" y la no menos lograda "Demonios en la Piel". De lo que he visto este año han sido dos cosas que han logrado dejarme impactado.

Lucho dijo...

Qué bien que tengas tu blog...bueno por mi parte una de las mejores cosas que vi fue LA CELEBRACIÓN: con buenas actuaciones, una calidad que no esperaba hubiera crecido tanto en Magdiel Ugáz...mucha precisión en el manejo tan complejo de su rol...mucha personalidad y ternura. Lo mismo puedo decir del rol fuerte que tiene Jimena Lindo en la misma pieza...La personalidad de Paul Vega y la siempre mostrada destreza de Hernán Romero.
...No sé si este año vi La Nona de Giovani Ciccia...Un punto alto...Tanbién la obra que dirigió Roberto Ängeles en la CCPUC "Más cerca" om algo así...más por la belleza de sus actrices que por otra cosa...
Un abrazo
Lucho

ken dijo...

A mi me parece que también los montajes familiares marcaron algo en nuestra mirada teatral el año , aparte de La Celebración, para mi, como mejor obra dramatica del año, el musical que fui a ver al teatro de la biblioteca nacional de Peter Pan, con Marcelo Oxenford y Jesus Delaveaux encabezando el elenco y bajo la dirección del joven Ken Berrospi, no tiene nada que envidiarle a ningun otro montaje de las grandes salas como La Plaza o el Teatro Segura. Efectos especiales y musica original, que realmente estuvo muy buena(me quede sin adquirir el disco de la obra!) creo que acaba este fin de semana, deberian verla y considerarla, aparte de Mas Cerca, y El Jardin Secreto

angelo dijo...

Yo me quedo con Aventuras en los andes magicos, muy buena y de gran nivel, los chicos de carabayllo se lucieron.

Anónimo dijo...

Y el peru jaja??
y el tio vania?

sergio dijo...

LO MEJOR DEL 2007
PRÓLOGO
Me ganaron por puesta de mano… o mejor dicho, por puesta de tecla. ¡Ya pues, Sr. Vargas, quería tener la primicia! Una broma… En todo caso aquí les va mi resumen de lo mejor que pude ver en la cartelera teatral limeña del presente año.
Como ya es costumbre, debo escribirle antes a todos mis detractores, por enésima vez, que éste es un listado netamente personal y que evidentemente no refleja ni consigna, EN LO ABSOLUTO, lo mejor del teatro que se realiza a nivel nacional. Y lo hago con el único propósito (¡les juro que es la verdad!) de que exista un registro de obras teatrales nacionales estrenadas este año, que pasarían irremediablemente al olvido de no ser por el youtube y otros registros en video, o en este caso, los blogs y páginas webs que esperemos leerán las nuevas generaciones y sabrán que existimos alguna vez. Lo sé, dramatizo.
En el presente listado sólo están algunos teatristas y montajes que, según mi particular criterio, dejaron huella y por ende, deben aparecer aquí. Y POR SUPUESTO, no están en esta lista todas las buenas obras que no pude ver por tiempo o por falta de dinero o porque no me invitaron o porque no me enteré. No es una queja, pero lamentablemente mi actual trabajo (espero que el próximo año cambie) no me permite viajar al interior del país a presenciar las puestas en escena que se estrenan allí, y tampoco me permite alcanzar los precios “populares” de algunas salas de teatro.
Eso sí, discrepo con el Sr. Pupo (mensaje 35188 de Peru Teatro) en algunos aspectos: que más quisiera yo que verme envuelto en todo el proceso creativo de una obra de teatro para (siquiera intentar) escribir una crítica como las de antaño, con todas las de la ley; pero ¿acaso podría hacerlo con cada obra estrenada en el país? Tarea imposible para una sola persona. De ahí la urgencia de organizarnos y realizar, obviamente en grupo, un registro de cada montaje estrenado en nuestro territorio. Pero además, ¿cuál sería mi criterio particular para elegir cuál obra criticar y cuál no? ¿Sólo de las que reciba invitación? ¿Criterio personal? ¿Amistad? ¿Qué grupos estarían dispuestos a permitir que me infiltre en sus ensayos, en su estreno y en sus funciones, gratis? Por que lo haría gratis, ¿cierto? ¿O a cambio de qué? Mmmmm, en fin, si algún grupo desea, soy materia dispuesta. Mentira, otra broma…
Escribiendo en serio, Sr. Pupo, le prometo (así como a los demás grupos de teatro que no he tenido la suerte de apreciar en acción) hacer el año que viene todo lo humanamente posible para verlos a todos. Pero sé con certeza, que siempre me quedaré con varias obras sin ver. La dura realidad.
Bueno, ahora a lo que los mantiene leyendo hasta aquí, sin ningún orden en particular, salvo el cronológico:
“EN LA ESPESURA DE LA CIUDAD” DE CUATROTABLAS
Mario Delgado de Cuatrotablas juntó, en esta temprana obra de Brecht estrenada en el GOETHE, a pesos pesados del grupo (entre ellos, Helena Huambos, Flor Castillo y Fernando Fernández) con su nueva generación (a la cabeza, Miriam Fonseca). El resultado: una efectiva propuesta teatral de largo aliento, que no se termina de comprender en la primera visión, pero que se convierte en la clara réplica al capitalismo que ambos, autor y director, comparten. Por supuesto, a la infalible y certera manera de este emblemático grupo nacional.
“DR. GEN” DEL GRUPO PUESTA
Si el Teatro Auditorio Miraflores pudiera hablar, agradecería de corazón (lógicamente después de la Compañía de Teatro de Tito Salas) a Luis Gustavo González y su grupo Puesta, quienes han logrado generar un público fiel, que los sigue incondicionalmente en cada obra “claunesca” estrenada en dicha sala. “Dr. Gen” no decepcionó y se convirtió en una deliciosa y jocosa comedia sobre las malas artes en la ciencia y en la genética, con un sólido elenco y esa dupla inimitable e insuperable que forman González y el desopilante Nicolás Fantinato.
HAYDÉE CÁCERES Y OFELIA LAZO EN “DOS VIEJAS VAN POR LA CALLE”
Si de duplas se trata, ninguna con tantos brillos como la formada por Haydée Cáceres y Ofelia Lazo, en los inolvidables papeles de Catrina y Virola, respectivamente, de la otoñal pieza de Sebastián Salazar Bondy “Dos viejas van por la calle”. En el montaje de Miguel Pastor presentado en el CAFAE, las dos señoras, por primera vez juntas en el escenario y en la plenitud de sus respectivos talentos, nos conmovieron y emocionaron con sus actuaciones, haciéndonos reír y llorar con tanta facilidad, que solo nos quedó aplaudir de pie al final.
EDUARDO ADRIANZÉN Y SUS “DEMONIOS EN LA PIEL”
Difícil superar la perfección de su anterior obra “Azul resplandor”, pero vaya que Adrianzén se pisó a si mismo los talones con esta pieza dramática acerca del controvertido director italiano Pier Paolo Pasolini y su troupé de extras, durante la filmación de una de sus antológicas películas. Diego La Hoz y su grupo Espacio Libre, como ya es costumbre, nos ofrecieron un limpio y efectivo montaje con muy buenas actuaciones y algunas imágenes para el recuerdo.
NUDOS TEATRO EN “GENERACIÓN EN LIQUIDACIÓN
Grata sorpresa la que nos depararon los ex Rubbercats, quienes literalmente se adueñaron de cada recoveco del Teatro de Cámara. De la mano de uno de sus integrantes (Mario Ballón, quien oxigenó y dio nueva vida a este grupo de entusiastas jóvenes salidos de las canteras del Club de Teatro de Lima), Nudos Teatro logra un espectáculo atípico en su corto tiempo de vida e inicia una nueva etapa creativa que nos deparará (que duda cabe) muchas sorpresas en el futuro.
JULIÁN VARGAS EN “UBU REY”
Trabajando por primera vez fuera de Yuyachkani, un notable Julián Vargas encabeza un sólido elenco que da vida a caricaturescos personajes en ridículas situaciones, tan contundentes como “familiares” para los sufridos peruanos tan acostumbrados a los gobiernos autoritarios, y logra un excelente desempeño interpretando a este emblemático personaje, que da nombre a esta lúdica obra escrita por el padre del Teatro del Absurdo, Alfred Jarry, y dirigida por la experimentada Ruth Escudero.
EPÍLOGO
Para terminar, si bien es cierto que durante el año se realizaron (y se están realizando) diversos festivales y encuentros, quiero centrarme en uno en particular, confiando en que otros colegas se encarguen de mencionar a los restantes, resaltando sus méritos e indudable importancia para el movimiento teatral nacional.
Se trata del Primer Festival de Teatro Aficionado, realizado en el Centro Cultural Peruano Japonés, bajo la producción y conducción de Luis Kanashiro, que se convirtió en un interesante acercamiento entre algunos muy creativos grupos de teatro amateur y algunos teatristas y críticos del medio, quienes intercambiaron opiniones y puntos de vista sobre los trabajos presentados y que resultó en una grata experiencia para todos los asistentes. Una interesante propuesta que debe continuar durante los próximos años.
Sergio Velarde
Asociación Peruana de Crítica e Investigación Teatral

Carlos Vargas Salgado dijo...

Estimado Sergio y demás lectores, quiero agradecer primero porque la mención de las obras que no vi, me hace sentir una envidia sana de poder vivir otra vez en mi país. Entonces me es bueno saber que otra gente lo disfruta bien, y es generosa para contarselo a los demás. Tú tienes razón en que nuestro teatro es una fuente de sorpresas, y que no se agota en la perspectiva de lo que una sola persona puede ver, por circunstancias personales. De ese modo también podemos escaparnos de los corsés ideológicos y económicos que los diarios quisieran imponer en nuestra propia idea del teatro peruano. El rato en que los teatristas volvamos a tomar el control de la discusión sobre nosotros mismos, otro gallo nos cantará.

Gracias, y avísanos cuando empiece tu propia encuesta, pues lo bacán de los blogs es poder participar en los ajenos después de estresarse posteando en el propio.
Un abrazo

Carlos

Esteban Fuertes dijo...

Este año e visto muchas obras, pero la obra mas impactante es la que se prensento en el IV Festival de teatro unipersonal, mejor dicho Cesar Abraham, considerando en frio, del genial actor de Cuatrotablas, Fernando Fernandez, que tipo, que voz, que cuerpo, es impresionante, hace sentir orgullo de ver un teatro de primer nivel en nuestro pais, mis mas profundas felicitaciones al director Delgado y su gran actor Fernandez, el mejor Vallejo que e visto en mi vida.

Beatriz dijo...

Interesantes comentarios sobre lo mejor de este 2007 que se fue. Para mí lo más importante fue "Demonios en la piel", una propuesta independiente, impecable y conmovedora. Diego La Hoz nos tiene acostumbrados a un teatro que provoca seguir. Este año reentrenó "Mal-criadas" y creo que fue refrescante volver a verla. Igualmente estuvo con "Cuando el día viene mudo", dulce y presente. Creo que es un director que arriesga y que mantiene un lugar importante en nuestro teatro. Es más se lo ganó a pulso.

miguell dijo...

Mi voto va para Demonios en la piel de Diego La Hoz, en primer lugar de la lista, por su innegable calidad en el texto y el montaje. Luego La Celebración de Chela De Ferrari y Aventura en los Andes Mágicos por los chicos de Carayllo. Creo que son obras de buen nivel y de distintas propuestas. Lo peor de este año fue La fiesta del Chivo y Más Cerca. Realmente un fiasco.

Juan Pablo Moreno dijo...

Para mi lo mejor del 2007 fue "Demonios en la piel". Si bien no vi todo lo que estuvo en cartelera, nada me llamó la atención, buen nivel en las puestas si pero que dijera algo o me transformara, ninguna... Excepto el trabajo de Adrianzén y La Hoz. Muy buena dupla.